Investigando con proposito en Urabá, Colombia.

Una rama importante de la investigación de SST en Colombia se concentra en Urabá, en el noroeste del país. Desde el 2021, el colectivo Urabá Sound System está luchando por el reconocimiento del picó (el sistema de sonido autóctono del Caribe colombiano) como una herramienta comunitaria poderosa para fomenter la cohesión social, facilitando el proceso de unificación y paz. Su trabajo ha sido el sujeto de un proceso de investigación colaborativo que ha culminado en el documental “Sonando con Proposito”, rodado en 2023 y presentado en Colombia en 2024. Este blog en tre partes por Brian D’Aquino resume la investigación en curso en Urabá.

(Este blog también está disponible en inglés en este enlace)

by Brian D’Aquino

Es mayo de 2023, estoy viajando desde el Reino Unido a Colombia para el rodaje de un documental de investigación sobre la cultura picotera. Como productor de la película no me siento demasiado tranquilo durante las once horas de vuelo. A pesar de mis esfuerzos, el cronograma de producción con el que me voy no es mucho más detallado que el compromiso de filmar la película. Por supuesto he preparado cuidadosamente la documentación necesaria y he compilado plantillas de entrevistas para los perfiles de varios posibles entrevistados. Anteriormente colaboré en dos documentales de investigación de SST en Jamaica con resultados alentadores.

En conjunto, esto me da cierta confianza. Sin embargo, esta es la primera vez que soy responsable de un proyecto documental, en un país de habla hispana y en un entorno desconocido. Después de una parada de una noche en Bogotá para reunirnos con el equipo de filmación y participar en algunos preparativos técnicos, abordamos un pequeño avión hacia Apartadó, Urabá.

Urabá es una subregión del Departamento de Antioquia en el noroeste de Colombia. Esta región caribeña con población mayormente negra e indígena es hogar de una vibrante variación de la cultura picotera con características musicales únicas y un rico patrimonio cultural, que abarca varias décadas y está muy entrelazado con la compleja historia social y política local.

Desde 2021, el colectivo Urabá Sound System impulsa el reconocimiento cultural del picó como una herramienta comunitaria poderosa para fomentar la cohesión social y facilitar el proceso de construcción de paz. A lo largo de cuatro años, este trabajo no sólo ha involucrado a profesionales locales y a la comunidad en general, sino también a muchas entidades que trabajan en el proceso de construcción de paz, como la Comisión de la Verdad, la Fundación Mi Sangre, FUNDASEVIDA, OIM– Organización Internacional para las Migraciones, Instituto Municipal de Cultura y Ciudadanía de Apartadó, La Red Nacional de Mujeres Afrocolombianas Kambirí, La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), llegando finalmente a la Universidad de Antioquia, el Instituto Alemán CAPAZ y a los gobiernos locales.

Mapa de Urabá. Imagen: Researchgate.

 

Volando a Apartadó con Ricardo Vega y Daniel Acevedo, Bogotá 2023. Imagen: Brian D’Aquino.

 

Nace el colectivo Urabá Sound System

El proyecto SST inicialmente entró en contacto con Urabá Sound System a través de nuestro amigo y colaborador Ricardo Vega de El Gran Latido, un sistema de sonido de reggae con sede en Bogotá y con una historia consolidada de activismo sonoro. En 2021, El Gran Latido apoyó el evento que habria encendido la chispa del colectivo: la celebración del 8 de marzo (8M) en el Barrio Obrero, Apartadó.

En ese momento, los futuros fundadores del colectivo Miladis Córdoba Rivas y Willinton Albornoz Quejadabuscaban cómo involucrar a los jóvenes —especialmente a los desfavorecidos y de atención especial— en las celebraciones del 8M y, en general, en el proceso social para l non repetición del conflicto armado. A pesar de reconocer el poder convocatorio del sound system entre los jóvenes, Miladis y Willinton no pudieron incluir ningún picó en la programación del 8M debido a la prohibición de este tipo de fiestas en el municipio de Apartadó, motivada por el estigma que perdura en torno a la cultura picotera como supuesta causa de la violencia en la comunidad.

De alguna manera, invitar al sound system de El Gran Latido de Bogotá permitió a Miladis y Willinton eludir la prohibición de los bailes con picó. La presencia de un equipo “extranjero” despertó el interés de la comunidad, especialmente de los propietarios de picós que llevaban mucho tiempo guardando sus equipos o realizando pequeñas fiestas encubiertas en zonas rurales. El 8M hizo que la comunidad se diera cuenta de que reunirse alrededor del picó pacíficamente todavía es posible y que los sistemas de sonido podrían ser parte de una agenda cultural y social más amplia. También descubrieron que la prohibición no había disminuido el apetito por los picós en Urabá, sino todo lo contrario.

Hace poco se formó el colectivo Urabá Sound System. Rafael Paz Perea se unió al liderazgo de Miladis y Willinton y un número creciente de picoteros empezaron a compartir el lema “Sonando con Propósito”.

Fundadores del colectivo Urabá Sound System, de izquierda a derecha: Miladis Córdoba Rivas, Rafael Paz Perea, Willinton Albornoz Quejada.

 

Relaciónes de investigación

Un enfoque de investigación no extractivo es la piedra angular en la metodología del proyecto SST. Encontrar formas en las que nuestro trabajo beneficie a las culturas de sistemasde sonido ha sido tanto una ambición como un compromiso. Buscamos continuamente formas en las que nuestra investigación pueda apoyar la lucha por el reconocimiento cultural en entornos institucionales hostiles. Una forma es hacer buen uso del perfil institucional y del poder de convocatoria de la universidad.

A medida que avanzaba el proyecto, también quedó claro que la investigación no puede hacer más que amplificar los esfuerzos que ya existen; cualquier intervención directa corresponde a los que practican la cultura, no a nosotros. El trabajo del colectivo Urabá Sound System consiguió que fuera posible la contribución de SST.

La relación entre el proyecto SST y Urabá Sound System se desarrolló inicialmente de forma remota a través de aportes a nuestro blog. Los informes de los dos Encuentros Picotero, celebrados en Apartadó (2021, ver este blog) y Turbo (2022, ver este blog) nos hizo darnos cuenta de que algo muy poderoso estaba pasando en Urabá.

La riqueza y el alcance de la cultura picotera local eran sorprendentes, especialmente en comparación con la carencia de investigación o documentación. También impresionante era la sofisticación de la estrategia política del colectivo y su intransigente compromiso con la cultura y la comunidad en un entorno particularmente desafiante. En conjunto, estos elementos nos persuadieron a priorizar la investigación de Urabá sobre otros posibles estudios en Colombia.

 

El Firu DJ Armando el baile para el Día de la Madre, Turbo 2023. Imagen: Brian D’Aquino.

 

Un poco de relax en el Día de la Madre con El Gran Tiburòn, Turbo 2023. Imagen: Brian D’Aquino.

 

El Grosero tocando para los clientes del bar, Turbo 2023. Imagen: Brian D’Aquino.

 

Hablé pro primera vez con Miladis Córdoba en diciembre de 2022 durante mi primera visita a Colombia. Si bien la lluvia torrencial no permitió reunirnos personalmente, la conexión por Zoom fue muy productiva. Comomás tarde habría descubierto, con Urabá Sound System no se pierde el tiempo: ellos saben bien lo que quieren y cómo lograrlo. Al final de la reunión, le pregunté a Miladis qué podría hacer la investigación para respaldar el proceso. “Un documental nos permitiría llevarlo al otro nivel”, ella respondió sin dudarlo.

Producir un documental de investigación sobre la cultura picotera de Urabá estabaen sintonía con la metodología de SST. En ese momento, el proyecto ya había comenzado a encargar y producir cortometrajes. Esta es una manera poderosa de transmitir la riqueza y el dinamismo de una escena a los colegas investigadores y también de ponerla a disposición de los profesionales y seguidores de la cultura, devolviéndole algo que podrían usar en su propio beneficio. Actualmente el proyecto SST tiene una colección única de cortometrajes, que se proyectan en conferencias y festivales de todo el mundo (ver este blog, por ejemplo).

Después de una breve consulta, SST se comprometió con el proyecto. Entre enero y abril de 2023, obtuvimos una pequeña subvención de de Goldsmiths, que vio en la investigación de Urabá un posible estudio en el marco del REF Impact. En mayo de 2023 regresé a Colombia para el rodaje de la película.

La realización de Sonando con Propósito

Solo 24 horas después de aterrizar en Urabá, mis preocupaciones eran ya cosa del pasado mientrasliteralmente saltábamos de una entrevista a otra bajo el calor tropical. ‘Sonando con Propósito’ se rodó a lo largo de seis agitados días viajando entre las dos principales ciudades de Turbo y Apartadó.

El equipo de filmación, bastante reducido, incluía a Ricardo Vega como director y operador de cámara y Daniel Acevedo como segundo cámara e ingeniero de sonido. Su profesionalismo, sensibilidad y adaptabilidad a condiciones impredecibles es lo que nos permitió aprovechar al máximo un cronograma tan corto. La película se rodó íntegramente con el iPhone del proyecto y la cámara réflex de Daniel. Todo el equipo cabía en dos pequeñas mochilas que nos permitieron rodar en moto siguiendo la moda local.

Como he aprendido, normalmente los profesionales y practicantes pueden tener una recepción mixta ante el interés de los investigadores, que va desde la curiosidad hasta la desconfianza. En su libro sobre la música metal en el mundo musulmán, Mark LeVine propone una “raza de músicos”, tomando prestada una expresión del saxofonista camerunés Manu Dibango, que permitiría el diálogo intercultural por medio de una “experiencia ampliamente común” (2022, xvi). Esto probablemente les parecerá ingenuo a los académicos “puros”. No obstante, la existencia de un vínculo comunitario tan etéreo resultará familiar para cualquier investigador con experiencia en la práctica.

En mi caso, haber manejado un sistema de sonido durante veinte años (Bababoom Hi Fi con sede en Nápoles, Italia) generalmente me permite involucrarme con otros profesionales en conversaciones conscientes sobre la base de un conocimiento compartido. Para mi sorpresa, en Urabá eso fue sólo un valor añadido.

Entrevistando al pastor y constructor de sonidos Heriberto Alvarez alias Cartucho en su taller, Turbo 2023. Imagen: Brian D’Aquino.

 

Entrevistando a Edwin Cuesta dueño de El Firu DJ en su taller, Turbo 2023. Imagen: Ricardo Vega.

 

Entrevistando a Dayner Becerra propietario de La Nueva Ley, Apartado 2023. Imagen: Brian D’Aquino.

 

Filmamos talleres, bailes, casas privadas y pruebas de sonido. Miladis, Willinton y Rafa nos recibieron con increíble generosidad, ofreciéndonos el mejor apoyo que pudimos haber pedido y abriendo cualquier puerta que pudiéramos estar interesados en tocar. Los entrevistados estaban muy dispuestos a compartir sus historias.

Uno de ellos fue Guiller Mesa, de la dinastía Mesa, fundadores de El Gran Juancho, uno de los picós más influyentes de la región. El Gran Juancho fue atacado en la terrible masacre de Chinita en 1994 en el Barrio Obrero, Apartadó, cuando 35 personas fueron asesinadas en una verbena popular. Después de una hora de entrevista particularmente conmovedora, el afirmó:

Desde que mi padre fundó El Gran Juancho, esta ha sido la primera vez que unos extraños se interesaron en lo que mi familia ha estado haciendo durante más de cincuenta años.

Este comentario nos da una idea del privilegio (y la responsabilidad) que esta investigación nos ha encomendadoa mí y al proyecto SST.

Miladis con los hermanos  de la dinastía Mesa, picó El Gran Juancho. De izquierda a derecha: Luis Alberto Mesa Castillo alias Beto Man, Elkin Mesa Castillo, Miladis, Giller Mesa Gaviria. Imagen: USS.

Confianza, Privilegio y Responsabilidad

La buena acogida y confianza que tuvo el proyecto SST en Urabá se debió a la intercesión del colectivo. Esto dio prueba del reconocimiento de Urabá Sound System por  la comunidad local, tanto practicantes como aficionados. Realmente los logros prácticos de su trabajo eran muy visibles – y podrían escucharse aún mejor.

En Turbo y Apartadó lentamente se volvían a conceder permisos para los bailes y hasta las pruebas de sonido también estaban toleradas. En algunos barrios de Turbo había picós en cada cuadra tocando música a todo volume. En general, la sensación era la de un resurgimiento cultural largamente esperado, la energía flotando en el aire a pesar de los desafíos siempre presentes.

Sistema de Sonido Urabá en Radio Puerto Stereo, Turbo 2023. Imagen: Brian DAquino.

 

De izquierda a derecha: Prof Joel Padilla (Universidad de Antioquia), director la pelicula Ricardo Vega (El Gran Latido), cantante Betoman, Willinton Albornoz (USS), pintor de picó Barranquilla, Brian D’Aquino (SST), Miladis Córdoba y Rafael Paz (USS), músico Martín Rayo, Turbo 2023. Imagen: Daniel Acevedo.

 

La presencia de un grupo de extranjeros interesados en la cultura picotera no pasó desapercibida; de hecho, hizo “bastante ruido”, por utilizar la expresión de Rafa. La forma en que Urabá Sound System aprovechó ese “ruido” es otro testimonio de su perspicacia política. El rodaje de la película se convirtió muy pronto en la comidilla de la ciudad. Así nos invitaron a dos programas de radio donde el colectivo podía informar sobre el proceso en curso y ampliar más su alcance. El colectivo también aprovechó mi presencia como investigador extranjero para fortalecer un vínculo con la Universidad de Antioquia – Turbo, con una mesa redonda que incluyó picoteros, académicos y representantes del Gobierno local.

La participación masiva de los estudiantes y su conocimiento del proceso social, cultural y político en curso dejaron en claro que, a pesar de todos los desafíos, los picós siguen siendo una cultura viva de suma importancia para los ciudadanos de Urabá, a pesar de su edad, género, etnía y procedencia.

Con un campo tan dinámico y potencialmente rico, elaborar estrategias para maximizar el impacto del documental se volvió obligatorio. Esto se comentará en los próximos blogs.

Sobre el Autor

Brian D’Aquino es asistente de investigación senior del proyecto SST. Es un investigador, practicante de sistemas de sonido y productor musical del sur de Europa.

Referencias

[1] LeVine, Mark. We’ll Play Till We Die: Journeys Across a Decade of Revolutionary Music in the Muslim World. University of California Press, 2022, p. xiv.

Share this Post: